No todo iban a ser chicles y piruletas

Sabíamos que este día iba a llegar. Todo parecía demasiado bonito para ser verdad y ya cuando definimos a Sofía, nuestra early adopter, nos dimos cuenta de que las madres con las que habíamos hablado al inicio de nuestra aventura no todas encajaban exactamente con quien nosotros pintamos en nuestro mapa de empatía inicial. Y no es que la información que nos facilitaron no fuera valiosa, todo lo contrario, pero no eran quienes necesitaban en este momento un producto como BePoppins. Nos dieron las claves para asentar los cimientos, conocían el mercado a la perfección y tenían muy claro qué era lo que no querían.

Al principio, como toda persona que empieza con algo, estábamos perdidos. Queríamos conocer, mejor dicho encontrar, a nuestros usuarios potenciales. Sin embargo esas personas a las que fuimos a buscar pensando que eran esos primeros consumidores no encajaban con el perfil; no cumplían con la problemática de Sofía. Más mayores y con hijos ya crecidos, la búsqueda de niñeras había pasado para ellas y ya habían resuelto ese problema en el pasado con los medios que tenían entonces. Aun así contábamos con una base de datos bastante amplia que no queríamos desaprovechar.

A principios de esta semana enviamos nuestro Producto Mínimo Viable a todas aquellas madres con las que hablamos hace casi tres meses. ¿Cuál ha sido el resultado?

Captura de pantalla 2014-06-05 a la(s) 06.12.39

Quizás teníamos las expectativas demasiado altas, cosa que suele ocurrir… ¿Es tan malo como parece? La verdad, no. Analizando el tráfico a nuestra web en estos días hemos visto que el 100% (bueno el 100% quizás es un poco arriesgado decirlo), el 90% de aquellas madres a las que enviamos el email diciéndoles que queríamos que visitaran, se registraran y nos dieran feedback acerca de nuestro PMV, entraron en la plataforma. ¡El 90%! Es mucha gente como para decir que no han sentido curiosidad. Finalmente el 10% de las madres se registraron con una alta probabilidad de convertirse en potenciales consumidoras.

Pensábamos que iba a ser más sencillo pero vamos a volver a la calle a hablar con ellas para pedirles feedback. Nos hemos fijado un objetivo de cinco madres cada uno a las que vamos a ir con nuestro ordenador y enseñarles directamente el producto. El resultado quizás no sea el mismo pero sí el fin. Al final, esto no es más que un aprendizaje continuo que hay que validar y, en cuanto lo hagamos, podremos decir que abrimos el kiosco con pipas, regalices, refrescos, con chicles y piruletas.

Anuncios

2 comentarios en “No todo iban a ser chicles y piruletas

  1. Pero bueno, ¿¿y esa especie de bajón?? Si acabáis de salir!!
    Mantengo lo que ya dije ayer: la idea es genial, igual que la web y las niñeras y seguro que va a ser un éxito pero también Sofía necesita un tiempo para acostumbrarse a BePoppins. No creo que sus necesidades sean otras, al menos las mías no han cambiado, pero a estas alturas, quien más o quien menos, ya se las ha arreglado para “colocar” a los peques estas tardes de junio que no hay cole e incluso las largas vacaciones escolares. El haber estado tanto tiempo sin vosotros, nos ha enseñado/obligado a ser muy previsores ;).
    Danos tiempo, tenemos que digerirlo y acostumbrarnos también a contar con vosotros. Ayer, sin ir más lejos, me vino a la mente una celebración que tendremos en septiembre a la que, a pesar de ser muy importante para nosotros no teníamos muy claro poder asistir. Ya había pensado alguna que otra vez en ella; la diferencia es que ayer pensé también en BePoppins, lo comenté con el papá de Olmo e inmediatamente tuvimos claro que vamos a asistir. 🙂
    Creo que las cosas serán así: mis necesidades no han cambiado respecto a hace unos meses pero van a cambiar según nos vayamos acostumbrando a pensar en BePoppins porque realmente, aunque ahora no os lluevan los mensajes, da mucha tranquilidad saber que estáis ahí. A mí al menos.
    Besos!

    1. Muchísimas gracias! De bajón nada! Estamos siempre a tope. Creo que las expectativas que teníamos no eran las correctas (demasiado altas) y a veces es fácil perder el foco en lo que toca ahora que es acostumbraros como tú bien dices.

      Y claro que sí! El papá y la mamá de Olmo se van a esa fiesta en septiembre gracias a BePoppins! 🙂

      Un besazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s