Consumo colaborativo

Nuria Marín, fundadora de truequebook.es, red de trueque de uniformes, libros y material escolar de segunda mano, nos habla del consumo colaborativo. BePoppins también se une a esta tendencia con su opción de compartir niñera pero ella,  hoy, nos cuenta su visión acerca de este movimiento.

Si hace años te hubiesen dicho, que cuando tu vecina te pasaba los libros y uniformes usados para que tú los utilizases en el curso siguiente, estabas haciendo “Consumo o Economía Colaborativa”, seguramente te hubieses sorprendido. Tan sólo prestabas o regalabas las cosas, y lo hacías de forma tan natural y desinteresada, que no lo habrías etiquetado con ningún otro nombre más, que compartir y ayudar. Hoy es Consumo Colaborativo.

El ser generosos, el pensar en la otra persona, el reciclar e intercambiar ropa y libros, el compartir gastos, el prestar dinero, alquilar coche y vivienda, el dar una nueva utilidad a las cosas que tenemos y también el obtener una ventaja y provecho con lo que no usamos, vuelve a estar de moda.

El trueque, la forma más antigua de consumo en el mundo, tiene ahora una peculiaridad que lo transforma en una nueva forma de consumir, ya que se apoya en una tecnología imparable que rompe fronteras, llegando a todos sitios y difundiéndose como la pólvora.

La Unión Europea redactó en enero pasado un dictamen de iniciativa para entender esta corriente. “El consumo colaborativo representa la complementación ventajosa desde el punto de vista innovador, económico y ecológico de la economía de la producción por la economía del consumo. Además supone una solución a la crisis económica y financiera en la medida que posibilita el intercambio en casos de necesidad”

truequebook

Yo lo resumiría diciendo, que es una forma coherente y responsable de consumir. Sobran coches circulando por calles y carreteras; sobran plazas de parking que durante el día se quedan en desuso; sobran viviendas vacías; sobran libros sin usar, sobra dinero para invertir… y sin embargo se necesitan coches, parkings, viviendas, libros, financiación y trabajo. La solución a esto: conectar personas que ofrecen, con personas que demandan y de este modo aprovechar los recursos a nuestro alcance de forma regulada.

La crisis ha favorecido este cambio de mentalidad y augura que no será una moda pasajera; ha venido para quedarse y está ocupando un espacio muy importante en la economía de los distintos países, lo cual está obligando a los sectores en los que está emergiendo, a reinventar sus servicios para ser competitivos y estar a la altura de los cambios. En España, según el estudio de mercado de Nielsen, un 53% de los ciudadanos reconoce estar dispuesto a utilizar estos nuevos sistemas de consumo, donde el compartir prevalecerá al poseer.

¿Están los países preparados para ello?

¿Es positivo compartir, reciclar y cooperar?

¿Genera un conflicto de intereses con la forma de consumo ya establecido? ¿Perderá fuerza el consumismo desenfrenado?

El cambio avanza más rápido que la resolución de estas preguntas, pero todo apunta a que el reinventarse abre un nuevo horizonte de posibilidades y nos hace creer y confiar en el individuo como persona.

¿Y vosotros, estáis preparados para truequear?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s