Carta a los Reyes Magos

Hace casi un mes que mi hijo esta dándole vuelta a la carta de los reyes Magos y ante el bombardeo de anuncios de juguetes se pasa el día repitiendo el mismo estribillo “me lo pido, me lo pido, me lo pido” ¿Os ocurre lo mismo? Nuestra colaboradora Ana, psicóloga infantil, nos da una serie de consejos para las fechas que se acercan.

La Navidad ya está aquí y con ella la preocupación de padres y madres sobre cómo escribir esa ansiada carta que todos los niños y niñas esperan.

Ante la preocupación de muchas de vosotras sobre cómo gestionar esta situación, os lanzo una serie de sugerencias y consejos, para hacer este momento agradable para TODA LA FAMILIA.

SI HAS SIDO BUENO…

Todos los niños son BUENOS. Los papás y mamás de los más “trastillos” pensarán para ellos, “Ana no conoce a mi hijo y a su arte grafitero en la pared de casa”. Los niños y niñas HACEN cosas malas, sin embargo no SON malos. Estas fechas nos tientan a jugar con el: “sé bueno o los reyes magos no te traerán juguetes”.

CONSEJO: Sabéis que los Reyes van a venir, sí o sí y que traerán ese regalo que tanto le gusta, por lo tanto, es aconsejable no utilizar este recurso.

LA GRAN OFERTA

“Cuando yo era niño, no había tanta preocupación por los juguetes”. Cuando éramos niños había dos canales de televisión, que apenas tenían anuncios. Tengo un vago recuerdo de los catálogos de juguetes: tres o cuatro hojas, no más. Ahora nos encontramos con auténticas enciclopedias y un bombardeo constante de publicidad. ¡Cómo no va a ser complicado elegir!.

CONSEJO: Elaborar vuestro propio catálogo de juguetes. Hacer una primera criba, eliminando aquellos que no se ajusten a la edad de vuestros hijos o que no reúnan las características que cuadren con vuestros valores y principios (co-educativos, bélicos, etc..). 

RESPETO EN LA ELECCIÓN

Queremos niños que sean responsables y autónomos y también les decimos qué es lo que tienen que pedir. Algo no me cuadra. RESPETO. Este es un momento para el niño, y debemos escucharlo y respetarlo. Conocemos a nuestros peques, y sabemos cuando algo les gusta de verdad (ese brillito en los ojos). ¿Por qué los Reyes traen cosas que no hemos pedido? ¿Quizá porque nos gustan a nosotros y no a él?. En este caso, animo a mamás y a papás a hacer vuestra propia carta (a mis 30 me trajeron mi ansiado Gusiluz y sigo siendo muy adulta).

CONSEJO: Escuchad y respetad la elección de vuestros hijos. Debajo del árbol, tiene que haber al menos un regalo que ellos hayan elegido. Por supuesto, hacerles saber esto. De esta forma les quitaremos mucha preocupación y ansiedad en la elección.

CONSUMO RESPONSABLE

¿Por qué tantos juguetes? Con un par de ellos es más que suficiente. Los niños y niñas recordarán más todo el proceso de elección y el momento de quitar el papel que el juguete en sí. No estaría de más que antes de ponernos a elegir, diéramos una vuelta por el cuarto de juegos y viéramos cuales ya no se ajustan a la edad de los niños o simplemente ya no se utilizan. Recordad que hay muchos niños y niñas que no recibirán nada (no todos los papis y mamis tienen papel y lápiz y dinero para el sello de la carta) y que hay muchas asociaciones que recogen juguetes en BUEN ESTADO.

CONSEJO: Los camellos vienen de muy lejos ¡¡y les duelen mucho la joroba de llevar taaanto peso!! Por ello, vamos a pedir un par de juguetes, para cuidarlos.

GRACIAS

No sé vosotros, pero en mi casa se ponían dulces y licores para sus majestades (para que entraran en calor) y agua para los camellos. Era la forma que teníamos de dar las GRACIAS por los presentes que nos traían.

CONSEJO: Repetir esta acción o simplemente poner una tarjetita dando las gracias por el largo viaje.

A buen entendedor pocas palabras bastan. Queremos que nos contéis. ¿Cómo vais a gestionarlo vosotr@s?

Anuncios

4 comentarios en “Carta a los Reyes Magos

  1. Más de uno de estos consejos los seguimos… nosotros dejamos que elijan y escriban la carta pero saben que todo lo que se pone no lo van a traer porque hay muchos niños en el mundo y los Reyes son mágicos pero tienen que repartir para que llegue para todos. Y entono el mea culpa con lo de “ser buenos” para que se porten bien pero solemos utilizar el “si te portas mal o dices palabrotas puede que te dejen carbón en vez de juguetes” y es que mi marido todos los años me deja a mi carbón (estoy reformándome con mis palabras malsonantes y ellos se acuerdan y dicen.. “a no, como a mamá no”)

    1. Jajaja. Qué genial tu marido. Ya sabes lo que toca: no decir más palabrotas! Muchas gracias por tu comentario. Nos encanta que apliques algunos de nuestros consejos, tan generalizados por otro lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s