La Casita Spring

Hoy os traemos una de esas historias que nos gustan porque una de nuestras niñeras ha decidido emprender y, con estas cosas, siempre nos alegramos. Cristina, una de nuestras súperniñeras, comenzará ahora en septiembre, su propio proyecto como madre de día. Aquí os dejamos lo que nos ha contado sobre su proyecto.

“Soy Cristina y tengo 30 años algunos/as ya me conocéis gracias a la plataforma BePoppins. Soy maestra en Educación Infantil, especializada en Pedagogía Terapéutica y en trastornos del Espectro del Autismo y a continuación os voy a contar datos muy relevantes del bonito proyecto en el que estoy trabajando.

Me he embarcado en pedagogías alternativas dado los grandes resultados obtenidos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños/as en la primera etapa de educación infantil por la implantación y el desarrollo de métodos como es el método Montessori.

Como maestra he sentido la necesidad de trabajar y atender a los niños de primer ciclo de E.I. de manera distinta a la tradicional, ya que las metodologías y proyectos educativos de las Escuelas Infantiles no se adaptan a mi satisfacción personal como docente. Cuando conoces a fondo que existen otros caminos para educar a nuestros pequeños en su primera infancia, es cuando me planteo la oportunidad de formarme como madre de día.

BePoppins tiene en gran parte un potencial encubierto porque indirectamente presenta las bases para que los educadores que trabajan con familias a través de su página web, puedan desarrollar su trabajo en libertad, dando la oportunidad de documentarse, creando nuevas formas de trabajar con los niños a nivel individual, de aprender a observar al niño sin prejuicios, prácticas pedagógicas alternativas a la tradicional en un ambiente hogareño. Todo esto alejado del estrés y las infecciones de las aulas masificadas, de la apatía y niños emocionalmente inestables y deprimidos en aulas frías bajo imposiciones, tonos de voz elevados, premios y castigos, enseñanza globalizada a un grupo homogéneo cuando en la mayoría de los casos no lo es, atención temprana casi nula para niños con ACNEAE, desprestigio a la figura docente, recortes en apoyos a tutorías, etc. Estas situaciones son inconcebibles en la educación de niños de 0 a 3 años, estamos hablando de bebés en muchos casos, personas que no son máquinas y que ante todo se merecen otro tipo de trato, es una de las fases más importantes de la vida y es crucial para construir las bases de la persona. El deseo de explorar y de abrirse al mundo se genera mediante el amor. BePoppins reúne a multitud de docentes, los cuales todos ellos son profesionales de la educación entre otros servicios. Durante mi estancia en la plataforma he estado trabajando en voluntariados de colectivos con discapacidad y educación especial, en una escuela infantil ordinaria, en una escuela Montessori y con cuatro familias en los domicilios de éstas.

En estos últimos meses he centrado mi actividad laboral en la atención pedagógica de dos niños, uno de 11 meses y otra de 16 meses. Actualmente sigo trabajando con ellos, el trabajo finalizará a finales de julio.

En septiembre arranco con mucha ilusión y ganas este proyecto, que consistirá en reunir a 4 niños/as en una casa,La Casita Spring, empleando la metodología Montessori.

Respecto a la metodología con la que voy a trabajar, me he decantado por el método Montessori. Este último mes me he formado en dicha pedagogía realizando dos cursos intensivos, uno en el IMI (International Montessori Institute) y otro impartido por la reconocida guía AMI Celine Hameury. En un futuro cercano tengo en mente formarme como guía AMI o realizar un máster completo de maestro de educación infantil Montessori.

Durante el trabajo que estoy realizando con los dos niños, llevo un extenso periodo trabajando en base al método Montessori y estructurando principalmente las actividades en juego libre no dirigido, observación y escucha activa al niño, libertad de movimientos, estimulación temprana, psicomotricidad y actividades de vida práctica, algunas de ellas como los comportamientos elementales de cortesía como saludar/despedirse; dar las gracias; aprender a esperar. Otras actividades de vida práctica sólo las he realizado con la niña de 16 meses ya que requieren un nivel madurativo superior, como son llevar una silla de un sitio a otro, enrollar y desenrollar una alfombra, llevar una bandeja, pasar objetos de un recipiente a otro, recoger el material, limpiar la mesa, regar las plantas, tirar desechos al cubo de la basura, lavarse las manos, comer solo haciendo la pinza, etc.

Durante todo este tiempo he ido recopilando bastante material casero como son bandejas, cuencos, cucharitas, pinzas, cubitera, embudo, cuentagotas, pulverizador, esponjas, pasta, corchos, pompones, garbanzos, lentejas, rulos, botes con agujeros.

Aparte de planificar actividades de vida práctica también se trabajará activamente el área de educación sensorial siempre adaptado al nivel madurativo y a las necesidades e intereses de los niños (sentir diferentes texturas, colores, peso, temperatura, olores, sonidos, formas, tamaños, etc.). Para trabajar este área también haremos uso de objetos caseros y de materiales de desarrollo que propuso María Montessori, como por ejemplo las botellas de los olores y de los sabores; botellas térmicas; cilindros sonoros para trabajar el timbre y emparejar sonidos; triángulos constructivos; cilindros con botón para trabajar grande/pequeño, alto/bajo, grueso/delgado; cajas de cilindros con colores y tamaños diferentes; torre rosa; etc.). La selección de materiales se hará en consonancia con el interés y las necesidades de los niños, nunca tendremos dos materiales iguales, ni en la estantería donde estarán colocados habrá un exceso de éstos. Como he explicado el trabajo se va a centrar en las actividades de vida práctica, ya que principalmente nos centraremos en los aprendizajes básicos que desarrollarán una importante independencia y autonomía por parte del niño.

El ambiente preparado es algo muy importante en la filosofía Montessori. Para delimitar las zonas colocaremos un par de estanterías bajas de color blanco, en ellas estarán ordenados los materiales de desarrollo y los materiales de vida práctica.

Tendremos un cesto de paja donde estarán enrollados los tapetes y alfombras necesarias para el trabajo individual. También habrá una alfombra que será preferiblemente redondeada, donde tendrán lugar las asambleas, teatrillos, juegos orales y canciones.

Los utensilios y accesorios intentaremos que sean ecológicos, de madera, metal o cerámica, evitando el plástico.

Las paredes no las recargaremos, se colocará un par de cuadros no muy altos.

El ambiente estará acompañado de algunas plantas de interior.

En definitiva el niño debe sentir placer por estar en ese entorno cuidado, ordenado, limpio y estéticamente bonito, lo cual estimulará al niño a trabajar, a crear rutinas que le den confianza y seguridad y una concentración esencial en el trabajo libre y autónoma.

Por último señalaré algunos aspectos que activan el cerebro y la consonancia del método Montessori y la neurociencia:

  • El cerebro está mucho más activo cuando hay un uso de las manos.
  • Experiencias significativas e interacciones con el entorno.
  • Eliminación del estrés para un buen aprendizaje.
  • La autocorrección.
  • Aislamiento de una dificultad.
  • Concluir un trabajo.
  • Cuando termina un período de concentración se asientan los aprendizajes aprendidos.”

Si queréis saber más, podéis visitar su web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s