La técnica del bolígrafo verde

Nunca habíamos caído en que, desde pequeños, nos destacan los errores y no las cosas que hacemos bien. Este artículo cuenta cómo una madre comenzó a utilizar un bolígrafo verde para destacar las cosas que su hija hacía bien en lugar de uno rojo para destacar las que hacía mal. ¿Qué os parece? A nosotros nos parece una idea GENIAL.

“En este artículo queremos contarte la experiencia de una mamá que decidió cambiar la técnica de educación en el que se resaltan solamente los errores, y analizó en la práctica las consecuencias que esto podría llegar a tener en el punto de vista del niño en el futuro. Genial.guru cree que los argumentos que ella expone tienen relación con la verdad.

“Empezaré desde el principio. Mi hija casi nunca iba a la escuela de estimulación temprana, yo misma siempre fui quien se encargó de eso. Cuando estábamos entrenando su mano antes del ingreso a la escuela regular, nuestro cuaderno se veía algo así:

¿Ves la diferencia? Yo no resaltaba con bolígrafo rojo los errores, sino que destacaba con el verde las letras y bolitas que le habían salido bien. A ella eso le gustaba mucho y siempre, después de terminar un renglón me preguntaba: ¿Mami, cuál de todas me salió mejor?“ Y se alegraba aún más cuando yo rodeaba la letra más bonita con las palabras ”muy bien”.

¿Cuál es la diferencia entre ambas técnicas? ¿Lo has entendido ya?

  1. En el primer caso nos concentramos en los errores.¿Qué se ha quedado grabado en la mente? Exacto, las letras que quedaron chuecas, es decir, lo que es incorrecto. ¿Alguna vez has visto letras o respuestas correctas rodeadas de tinta roja? ¡No! Aún así, queramos o no, nuestro subonsciente recuerda lo que ha sido resaltado.
  2. En el segundo caso nos concentramos en lo que está bien hecho. Experimentamos emociones completamente diferentes y una actitud diferente. Lo queramos o no, nuestro subconsciente tenderá a repetir lo que hemos logrado hacer bien (y quedó resaltado). Se trata de una motivación interna completamente diferente: ya no intentamos evitar los errores, sino que nos esforzamos por hacer lo que está bien. Parece lo mismo, pero hay un cambio en la estructura del pensamiento.

La siguiente pregunta: ¿Cómo afectan los errores resaltados en la futura vida adulta?
La respuesta es evidente: desde pequeños nos acostumbramos a concentrarnos en los defectos, y en lo que no es correcto, en lo que nos parece mal. Nos han enseñado a pensar así desde la escuela con el bolígrafo rojo. Nos enseñaron a pensar así desde nuestros hogares en donde con mayor frecuencia nos hacían ver lo que estaba mal, que felicitarnos por lo que habíamos hecho bien.

De veinte bolitas que había en el renglón tachamos sólo uno, es decir, 19 estaban bien hechos, y 1 no lo estaba.
¿Por qué concentrarnos en él?

Esta costumbre (la de resaltar con boligrafo rojo lo que no es correcto y a la que estamos acostumbrados desde la tierna infancia) se queda ahí hasta la vida adulta, y es casi imposible de desterrar. Esa es una de las razones de nuestra sensación de insatisfacción en la vida.

Crecerá eso, en lo que nos concentramos. El centro de atención tiende a tomar un lugar cada vez más importante en nuestras vidas. Desde su niñez, empezamos a tallar la vida de nuestros hijos con el mismo troquel con el que fue tallada la nuestra, y eso no siempre es positivo.

Si pones en práctica el principio del “bolígrafo verde” verás que incluso si no le muestras al niño sus errores, estos irán desapareciendo paulatinamente: él intentará hacerlo bien porque así le place.”

Autor: Tatiana Ivanko
Traducción y adaptación: Genial.guru

Anuncios

77 comentarios en “La técnica del bolígrafo verde

  1. Es cierto que esto puede ayudar a muchos niños. A veces de ver tanto fallo (y rojo), ya no dan ganas ni de esmerarse en mejorar.
    Me parece una idea estupenda. Arriba el verde.

  2. Me ha encantado leer esta entrada. Me parece una idea maravillosa.
    Cuando hice las practicas de Magisterio de Educación Primaria, mi tutora en el C.E.I.P., usaba bolígrafo verde para corregir los deberes de los niños. Le pregunté por qué seguía esa metodología y me hizo entender que era una manera de motivar a los niños para que disfrutasen del proceso de dicha Enseñanza – Aprendizaje y nunca dejasen de sentirse capaces de alcanzar cualquier meta en el futuro. Ver sus correcciones en verde, les hacía sentir que sus fallos no eran fracasos, sino oportunidades para mejorar día a día.

    1. También esa es una gran idea. Quizá ésta pretende destacar lo que has hecho bien y no tanto lo que haces mal. Es muy interesante desde luego. Si lo pones en práctica, por favor, infórmanos. Queremos saber! 😊

      1. Yo soy maestra y desde hace 13 años atrás utilizo bolígrafo verde para corregir los trabajos de mis peques… Personalmente creo que este color no tiene el mismo impacto negativo que el de color rojo, sobretodo con los más pequeños en edad escolar. Me parece interesante la propuesta y la voy a poner en práctica… 😉

  3. Yo he visto cuadernos no sólo con el rojo delator si no con comentarios del tipo “torcido, sucio, muy torpe, mal”…dirigidos a niños de tres años. Le tenían que haber regalado un estuche lleno de bolis verdes a esa mujer tan maja.

      1. No del todo. Una cosa es decir “lo has hecho mal” y otra decir “esto está bien”, pero “esto está mejor” y “esto otro muchísimo mejor”. Es conveniente también que se sepa que todo es mejorable, para dar a los niños un acicate a superarse 😉 Podríamos llamarlo una crítica constructiva basada en tonos de verde 😉

  4. Me encanta el artículo . Los comentarios me hacen pensar que lo importante no es el cambio de color(aunque también ayuda) sino el cambio del foco de atención. Muy útil para muchos otros aspectos, no sólo deberes

    Gracias por compartir y traducir

  5. Suelo utilizar el verde para corregir, lógico es menos “agresivo”. El rojo se decía para “verde mejor” pero es un color que, en efecto, incita negativo.
    Además a poco que mejoren les pongo pegatinas en los cuadernos, así se quedan con el esfuerzo y la próxima se esforzarán más.
    Saludos

  6. Me encanto el articulo. Coincidentemente estoy impartiendo un Taller de Autoestima a un grupo de adultos y hablabamos de por que nos aman las personas por lo que SOMOS o por lo que HACEMOS. Y una participante me pregunto como podría cambiar todos los mensajes negativos que le había transmitido a su hija. Se que hay varias cosas que tiene que hacer pero puede comenzar con esta tecnica!!!! Gracias!!!

  7. Es una buena idea que tiene sus peros.

    Para mi corregir no es marcar solo los errores. A veces es mirar cómo ha hecho un trabajo, otras es ver los errores que ha hecho para que pueda corregirlo o mejorarlo o bien ver qué hay que reforzar. Dependiendo del tipo de trabajo, del objetivo de la evaluación,… es mejor marcar los aciertos y en otros los errores. Creo que es importante ver el error como una oportunidad de aprender; por ejemplo: si un alumno ha hecho un escrito y hay que publicarlo en el blog del colegio sin faltas me parece mejor marcar los errores, si no tendrías que marcarlo todo y quizá sería más difícil de ver lo que hay que arreglar. Tengo un compañero que felicita al alumno que ha hecho un error porqué así todos pueden aprender del mismo.

    Por otro lado, un maestro conoce bien a sus alumnos y sabe si es convieniente marcarle o no todos los errores.

    1. No podemos estar más de acuerdo. No pretendemos que esto sea la nueva forma de corregir :), pero es interesante para ayudarnos a pensar en que a veces además de enseñar del error se puede premiar un uso correcto de algo difícil 🙂

  8. Menuda gilipollez. Con tanta bobada los niños salen tontos. A mí me corrigieron en rojo, me resaltaron más lo negativo que lo positivo y ni estoy traumatizada ni siento que no se me valora lo bueno que hago. Los niños deben corregir lo negativo y qué mejor manera que hacerlo que resaltarlo en rojo para que puedan corregir lo que hacen mal. La disciplina no es negativa, al contrario, proporciona valor para enfrentarse a lo que no se sabe hacer correctamente. Con tanta tonteria de boli verde y no rojo, de no decirle al niño lo que hace mal (no sea que no sea capaz de superar una mala nota) los niños actuales salen medio bobos, sin valor para enfrentarse a las situnciones adversas.

    1. Gracias por darnos tu punto de vista. No entramos a valorar la técnica, sólo es una forma diferente de verlo. Nos pareció curioso y lo compartimos. 🙂 Gracias de nuevo por tu comentario

  9. Soy profesor de Aikido y me a resultado curioso y reconfortante a la vez, en clase habitualmente se explica una técnica y a continuacion se práctica esa técnica por parejas, se aprende por repetición..como en la mayoría de artes marciales, para ir puliendo movimientos y afinando la tecnica.
    Siempre recomiendo a los compañer@s en las correcciones que pongan especialmente atención en las que ellos tengan la sensación de que les salen mejor.
    Gracias por el artículo.

  10. Me parece una gran idea pero no sé si es aplicable 100% en cualquier tarea. Por ejemplo, en una composición escrita, si hay faltas de ortografía, no vas a rodear de verde todo excepto las palabras mal escritas o frases mal construidas, no?

    1. Totalmente de acuerdo Raquel. Como todo en la vida, hay que saber coger lo bueno de cada cosa. En este caso la idea, desde nuestro punto de vista, es por ejemplo si en un dictado escriben una palabra difícil de manera correcta o una tilde bien señalarlo pero evidentemente si hay faltas de ortografía también hay que hacérselo saber. No hay técnicas perfectas pero sí formas de incentivar a no cometer los mismo errores una y otra vez. Gracias por darnos tu punto de vista. es muy interesante.

  11. Menuda tontería. Me gustaría ver al examinador de un médico que está operando a un paciente a corazón abierto poniendo en verde que el suero y la vía están bien colocados, la anestesia también, pero no poniendo en rojo si en vez de transplantar un corazón transplanta un hígado. Con estas tonterías estáis creando generaciones que cogen traumas por lo más mínimo, en unos años habrán niños en el psicólogo que habrán cogido un trauma porque cuando pinchan un macarrón con el tenedor se les cae de nuevo al plato. Está bien resaltar las cosas buenas, pero hacer las cosas bien no es un mérito, se hacen así porque así deben ser, o pensáis aplaudir a un arquitecto porque el edificio que ha diseñado no se cae? A los niños hay que corregirles las cosas que hacen mal para que aprendan a hacerlas bien.

    1. Tienes más razón que un santo pero no creemos que sea una tontería. Como todo en la vida hay que saber coger la parte buena de las cosas y saber ponerla en práctica. Las cosas no son blancas o negras ni con este artículo vamos a aprender a educar a nuestros hijos de manera fácil y sencilla. Como decíamos hay que saber quedarse con la parte buena y aplicarla cuando es necesario así como saber decirle a alguien cuándo algo no esta bien hecho o dicho. Gracias por tu comentario. Un saludo

  12. Hola. Me encanta la idea, tengo 3 niños (13, 7 y 3 años) a los cuales los estimulo en casa desde pequeños. Y por ende se desempeñan bastante bien en el ambito escolar. Me encanta la idea para la mas pequeña. Yo trato de probar distintas cosas. Pero de la que me siento muy conforme de haberlo hecho es: siempre tuve verguenza a la exposición, aunque supiera que mi opinión fuera correcta. Lo cual no quiero que lo repitan. Entonces se me ocurrió hacer un pizarron grande, usar tizas de colores. Primero comense leyendo cuentos y que dibujen lo que se acordaran del mismo. Después escribía palabras y intentarían leerlas y realizar el dibujo y viceversa. En toda ocasión que podia el enorme pizarrón era la hoja en donde explayarse. Hoy los dos niños mayores el tema de pasar al frente y trabajar en el pizarrón es algo que lo toman como algo natural. No se tal vez sea mera coincidencia. Pero lo hago con la menor otra vez….

  13. Hasta los comentarios en que se critica severamente este artículo, nos permiten apreciar las consecuencias de enfocarse en lo negativo… No se trata, tal vez, de “LA” nueva opción, sino de matizar y reevaluarnos como adultos, principalmente si estamos frente a niños con caracteres y emocionalidades tan diversas.
    Yo recibí en casa “el verde” y en el colegio “el rojo” si fue necesario. (y no me refiero a bolígrafos, sino a la actitud de quienes estaban a cargo).
    El criterio es el que debe predominar siempre. Poder saber cómo, cuándo y dónde . El “por qué” está claro. Estimular el pensamiento positivo y motivar el aprendizaje de variadas habilidades y destrezas.
    Gracias por la publicación!

    Excelente idea que

  14. Es obvio que todos los extremos no son aconsejables. Ni es bueno resaltar solo lo bueno siempre ni solo lo malo. Hay que estar atento al estado anímico del niño y en su momento crítico resaltar lo bueno pero también es bueno hacerle ver que se equivoca y que hay que ser consciente de sus errores e intentar superarlos. Así pues tenemos que hacerles ver desde muy niños su valor, que aunque se equivoquen no pasa nada porque lo van a superar y que tienen todo tu apoyo para el futuro que ellos decidan pero que estarías triste de que no la aprovechen. Los niños tienen un sexto sentido y ellos saben que se espera de ellos y hasta donde se les va a apoyar. Quizás el bolígrafo rojo o verde nos haría falta a los padres porque a veces les exigimos sin creer en ellos.

  15. Es cierto que en la escuela e instituto se destaca mucho mas los errores que los aciertos. De hecho en mi caso solo se usaba el boli rojo para remarcar el error y así te quedaba clarísimo donde habías fallado. En el instituto, el profesor de matemáticas gastaba mas rojo conmigo que con el resto de alumnos juntos. Repetí curso dos veces por las mates. No tenía ni ganas de esforzarme. Tenía la sensación que no pillaba ni una des del primer dia. Estaba todo perdido y era imposible recuperar el hilo de la história. Sentimiento de derrota, rendición. Desmotivación máxima y cero interés por el temario. En mi último año cambié de profesor. El temario era el mismo pero recuerdo como constantemente aquel profesor resaltaba los buenos aciertos mas que los errores. Por ejemplo, en un examen resolví correctamente un problema y de una forma mas rapida de la que él enseñó en clase. No sé si en verde, rojo o azul, pero puso un comentario muy positivo, donde me decía que muy bien resuelto y que a él mismo nunca se le había ocurrido esta solución. Yo seguia odiando las mates y nunca me han gustado pero me sentía en deuda con el profesor. No podia fallarle. El se esforzaba en motivarme y yo tenia que sacar buenas notas. Todo esto me hacía estar mas atento en clase i de rebote ver que no era tan difícil como parecía.

    1. Qué genial tu historia. Nos alegramos de que ese cambio te llevara a ver que a pesar de hacer cosas mal también hacías otras muchas bien. Gracias por compartirlo. Un abrazo

  16. Muy interesante la primera vez que puedo leer esta técnica del bolígrafo verde.Que me aconsejan para intentar que mis hij@s se hagan partícipe de esta de esta técnica para que la apliquen con mis nietos, aunque no todos son iguales claro, pero creo que les podría empezar ha ayudar en algo poderla poner en practica.¿Que links les puedo remitir a cada uno de ellos para que entren?
    Y a modo de comentario gracioso ¿porque no se puede aplicar esto en el corrector de escritura de Windows que cada vez que te saltas un acento o algo por el estilo solo te saben subrayar la palabra en rojo?

    1. Hola Francisco. Gracias por tu comentario. Puedes enviarles este artículo para que empiecen a pensar en ello… Estamos seguros de que una vez lo lean, si lo comparten, buscarán alternativas y formas de ponerlo en práctica. Un abrazo y gracias por pasarte.

  17. Me parece excelente esta tecnica, igual yo le hablo a mi hija que esta en tercero de primaria que las matematicas son superfaciles, que solo tiene que concentrarse, y de verdad le ha funcionado!!! Yo considero que si uno se expresa de alguna materia determinada como algo imposible ellos lo van a adoptar asi, lo digo porque he analizado que mis cuñadas se han expresado asi de las matematicas que son un asco, que no les gustan porque son muy dificiles, y a los hijos estan diciendo lo mismo, y me siento con ellos y les muestro que esa materia es apasionante y ya estan cambiando la manera de pensar… Y ya leyendo este post me dio otra grande idea, claro que yo le resalto que ha hecho mal y la pongo a repetir y cuando lo logra chocamos las manos y la felicito…
    Que tengan un buen dia 😉

    1. Fantástico. muchas gracias por contarnos tu experiencia y sí, no te falta razón en que los niños aprenden de lo que escuchan. Hay que saber trasladarles una idea lo más neutra posible y que ellos valoren, en este caso en concreto, si las matemáticas son un rollo o no. Nos parece genial que corrijas porque hay que hacerlo pero también saber transmitirle lo que ha hecho bien. Un abrazo

  18. Me parece muy acertada esta decisión de la mamá, creo que debemos centrarnos más en lo positivo, porque mientras más repetimos algo, más lo recordamos. Quiero en mis hijos recuerdos positivos, críticas constructivas… Que Dios me ayude a dejar huellas positivas en ellos.

  19. Oye que gran idea!! y es que es cierto… seguramente de ahí que crezcamos también tan críticos, que siempre busquemos lo imperfecto, lo que esta mal, y que aprovechemos para hablar mal. De ahí que seamos una sociedad infeliz y llena de inseguridadas…
    Obviamente no solo por este pequeño gesto del boli rojo, pero estoy segura que influencia y mucho!
    Super interesante!!! Buen post Poppins!
    No te conocía y me quedo por aquí!!! 🙂

  20. Me parece un consejo genial. Hacia aquello a lo que te enfoques tenderán tus pensamientos y acciones. Gracias por recordarnos la importancia de aprender a valorar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s